Rellena este formulario para reservar cita

X

¿Cómo recuperar el cabello dañado?

como recuperar el cabello dañado - espacio kibo

Una de las mejores formas de mantener el pelo sano es acudiendo con cierta asiduidad a la peluquería. Sin embargo, cuando esto es imposible, llegar a dañarlo es más fácil de lo que crees. Y, todavía más, si no es algo de lo que te hayas preocupado nunca. Una vez ya lo tienes estropeado… ¿Cómo recuperar el cabello dañado?

No es un proceso sencillo, pero no por ello imposible. En Espacio Kibo vamos a darte los trucos que necesitas para saber cómo recuperar el cabello dañado. Así como también te asesoraremos para cuidar tu pelo y no llegar a este punto. ¡Sigue leyendo!

Índice del artículo

Trucos para recuperar el cabello dañado

Lo primero que debes saber es el motivo por el que se ha estropeado tu pelo. Además, no todos los trucos sirven. Cómo recuperar un cabello muy dañado no funciona para todos. Sin embargo, ¡seguro que alguno te ayuda!

Cortar las puntas

Cortar por lo sano es una frase que viene perfecta para esta situación. Eso sí, ¡no lo hagas en casa! Tu peluquero de confianza sabrá reconocer las zonas más dañadas y te recomendará un corte que te favorezca y que consiga sanear tu cabello, dejándolo bonito y renovado. Eso sí, debes saber que, cuanto más dañado, más centímetros habrá que cortar.

Los elementos naturales serán tus aliados

Si nos conoces, ya sabrás que en nuestra peluquería en Valencia apostamos siempre por cosmética natural y respetuosa con tu pelo y con el medio ambiente. Por eso, en el caso de que no puedas hacerte con productos específicos y profesionales, y tu cabello no esté excesivamente dañado, puedes utilizar alguna de estas fórmulas caseras:

  • Mascarilla de papaya y plátano: necesitas papaya, miel de abejas, plátano y aceite de oliva. Mézclalo en una batidora y, tras la aplicación, deja actuar entre 30 y 40 minutos.
  • Aloe vera: esta planta es capaz de mejorar notablemente la salud de tu cuero cabelludo. Sencillamente, saca el gel de su interior y aplícalo directamente en tu pelo. Deja actuar 30 minutos y retíralo con agua y champú.
  • Tratamiento de huevo y coco: solo necesitas un huevo y un poco de aceite de coco. Prepara una mezcla homogénea y déjala actuar durante 30 minutos.

Mascarillas reparadoras

Por otro lado, si puedes hacerte con productos de cosmética capilar profesionales, hazte con alguna mascarilla específicamente reparadora. Es un buen remedio para recuperar el cabello dañado.

Los ingredientes que debes buscar en este tipo de tratamiento son el aceite de oliva, la queratina o la manteca de karité. Y, obligatoriamente, huye de los parabenos y las siliconas. Generalmente, estos productos se aplican de medios a puntas, y se dejan actuar entre tres y cinco minutos. Sin embargo, si lo consideras necesario, puedes aplicarlos también en las raíces.

Champús y acondicionadores reparadores

Si quieres potenciar todavía más el efecto de la mascarilla y, sobre todo, si quieres recuperar un cabello dañado por tintes, puedes hacerte también con un champú y un acondicionador específicos para reparar.

En este caso, por supuesto, también deberás evitar los parabenos y las siliconas. En cuanto al champú, lo ideal es que tenga un ph bajo. Concretamente, entre 4,5 y 5,5. Si sus ingredientes son naturales, ¡mejor!

Por otro lado, para escoger el acondicionador también deberás fijarte en sus ingredientes. Los mejores son el aloe vera, el aceite de nuez de macadamia, el argán, el caolín o el karité.

Consejos para cuidar el cabello y no dañarlo

Una vez ya saber cómo recuperar el cabello dañado, vamos a darte algunos consejos para no tener que llegar a ese punto. Lo principal es ser constante y no parar por mucho que veamos el pelo bien. Como ya hemos dicho, estropearlo cuesta poco de hacer y mucho de reparar. Así que, ¡sigue estos consejos!

Evita las fuentes de calor extremas o continuadas

La exposición a planchas y secadores estropea el cabello. Sobre todo, si te planchas el pelo mojado. Esto último es algo que nunca debes hacer. Antes de usar un rizador o una plancha, asegúrate de que tu cabello está completamente seco. Si no lo haces, ya puedes empezar a pensar cómo recuperar un cabello muy dañado.

El procedimiento ideal si no puedes escapar del secador empieza por aplicar un protector de calor. Estos productos crean una capa similar a la de la protección solar y minimizan el daño. A continuación, intenta secar tu pelo con el aire lo más frío posible.

No satures el pelo de productos

Está bien cuidar tu cabello y que te preocupes por él. Pero no es necesario que utilices todos los productos que se te ocurran. La saturación puede llegar a tener el efeto justo contrario de lo que estás buscando.

Lo mejor es que consultes con tu peluquero cuál es la mejor rutina para tu cabello y qué productos te pueden ayudar a mantenerlo sano. De esta manera, tu pelo recibirá exactamente los cuidados que necesita, sin ahogarse en tratamientos.

Lávate el pelo con agua tibia

El contacto del agua tibia con tu cuero cabelludo consigue abrir la cutícula y, de esta manera, que todos los productos de cuidado que apliques se absorban mejor. Eso sí, asegúrate siempre de que el agua está tibia, y no demasiado caliente. Las altas temperaturas conseguirán debilitar tu pelo, ya que es muy perjudicial para la cutícula y los folículos. Puede que al principio no te des cuenta, pero poco a poco irás viendo tu cabello más apagado.

Evita hacerte peinados tirantes muy a menudo

No decimos que los evites completamente. Pero los peinados excesivamente tirantes hechos a diario tienen un efecto devastador en el pelo. Cuando se abusa de las colas ajustadas, trenzas y moños, nuestro cabello se va a romper irremediablemente. Pero, además, sus efectos pueden ir más allá, llegando a una calvicie prematura. Si no te gusta llevar el pelo suelto, ¿te has planteado un peinado corto?

Esperamos haberte ayudado a conocer todos los trucos para saber cómo recuperar el cabello dañado. En Espacio Kibo siempre asesoramos a nuestras clientas para que nunca tengan que llegar al punto de recuperar el cabello dañado. Si quieres saber más sobre nuestro trabajo, ¡contáctanos!

Comparte este artículo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *